Cómo vender una casa al mejor precio

En el último artículo, hablamos de cómo vender una casa rápido y las ventajas que conlleva. Pero hoy vamos a mirar lo que la mayoría de nosotros consideramos la pregunta del millón cuando se habla de vender una propiedad: Cómo vender una casa al mejor precio. Sí, el dinero es el propósito fundamental de la compra y venta de los inmuebles, y en este artículo vamos a mirar unos trucos para vender tu casa, sacándole la mayor rentabilidad posible.

Tu casa es tu mayor activo

Si estuvieras pensando en vender tu coche, ¿te bastaría con sacar unas fotos con el móvil y subirlas al Wallapop sin más? ¿O harías lo posible para hacer una buena limpieza, arreglar los pequeños desperfectos, y tomar fotos de los ángulos más favorecedores para conseguir una buena venta? Un coche suele valer alrededor de un 10% de lo que vale una casa (y hasta menos si hablamos de segunda mano). No nos parece extraño hacer un pequeño esfuerzo para mejorar las posibilidades de vender nuestro coche. ¿No tiene lógica hacer el mismo esfuerzo o más para vender una casa?

Vamos a poner otro ejemplo. McDonald’s es una de las empresas más reconocidas del mundo. Todos hemos comido en un McDonald’s y sabemos lo que nos espera. Ahora, cuando ves un anuncio de un Big Mac, ¿tiene la misma pinta del que comes el viernes por la noche cuando no tienes ganas de cocinar? Por supuesto que no. Es una versión idealizada de nuestra hamburguesa favorita, mimando cada detalle para hacerla lo más apetecible posible. McDonald’s no necesita hacer marketing para enseñarnos cómo es su comida. Pero sigue pagando millones de dólares al año para convencernos de que sus hamburguesas son las mejores. Porque funciona.

Tu casa es el mayor activo financiero que tienes. Vamos a ver cómo prepararla para la venta para sacarle el máximo rendimiento.

Sin inversión no hay retorno

Hay muchos consejos para vender una vivienda al mejor precio, pero el que más valor aporta con relación a su coste inicial es sin duda el home staging. Tu casa es el mayor activo que tienes, y el home staging es la técnica de comercializarlo para conseguir la mayor rentabilidad posible. 

Contar con la ayuda de un profesional de home staging es contar con un experto en marketing inmobiliario. Utilizando la psicología del marketing aspiracional, el servicio de home staging incluye asesoramiento sobre la limpieza y retoques que necesita el inmueble, seguido de una intervención para despersonalizar y estilizar el piso para el gusto de los compradores potenciales. Una sesión de fotografía inmobiliaria profesional completa el proceso, y ya estará listo para anunciar. Tu piso lucirá en los portales inmobiliarios por encima de un sinfín de otros luchando por el protagonismo. Generará más interés y, a consecuencia, más posibilidades de una venta al mejor precio. 

Hay muchos dueños que, a la hora de vender su casa, no quieren invertir dinero en lo que consideran una decoración de interiores. “Quiero vender mi casa. Si ya no voy a vivir allí, ¿por qué voy a gastar el dinero en reformar?” La respuesta es doble. Como ya hemos explicado, el home staging NO es una reforma, ni tampoco es diseño de interiores. Es “poner en escena” una propiedad para que se venda más rápido y al mejor precio. 

Por otra parte, hay que invertir si queremos conseguir un buen retorno. Hoy en día estamos contentos si un banco nos ofrece un TAE del 3%, hasta en planes de ahorro que inmovilizan el dinero durante un periodo de tiempo. Una pequeña inversión en home staging (de alrededor del 1% del valor de la casa), puede ayudar a conseguir un aumento de precio de venta de hasta un 25%. Quiere decir que la inversión original puede llegar a tener un retorno de hasta el 250%. Si hablásemos de invertir algo de dinero en una cuenta de ahorros con tal nivel de rentabilidad potencial, ni te lo plantearías. ¡La venta de tu casa es una gran inversión merecedora de tu esfuerzo! 

Hay que estar a la última

El mercado inmobiliario cambia continuamente. Y si quieres estar entre los que más ganan en este mercado tan caprichoso, es importante contar con una inmobiliaria innovadora que sepa aprovechar las nuevas tecnologías y técnicas que hay disponibles. Poner anuncios en los portales inmobiliarios y las redes sociales ya es el mínimo imprescindible para cualquier inmobiliaria respetable. Para destacar, pregunta a tu agencia inmobiliaria si ofrece algún servicio extra: aquí van algunos ejemplos.

Otra muy buena opción son los tours virtuales, ya que pueden abrir el mercado a muchos más compradores potenciales. En vez de tener que viajar a otra ciudad para visitar una casa en persona, tu inmobiliaria puede invitar a interesados a visitar la casa de manera virtual, llevándolos personalmente por las estancias a través de una plataforma como Zoom. Tu casa es la única en el mercado con sus características específicas; por lo tanto, se puede considerar como un bien escaso. Cuanta más gente interesada en la casa, más probabilidades tienes de recibir una oferta por encima de lo anunciado.

Otra buena técnica para crear interés, muy utilizada en los EE. UU., es organizar una jornada de puertas abiertas. Se trata de agendar un día  que el agente inmobiliario presente la casa a cualquier persona interesada, sin necesidad de cita previa. Hecho bien, y con un buen marketing previo, este tipo de eventos pueden reunir un gran número de compradores potenciales en un corto período de tiempo. Además, muestra que hay mucho interés en la propiedad, por lo que los interesados sienten que tienen que hacer una oferta potente por miedo de perder la oportunidad. Porque para conseguir un aumento de precio, tenemos que crear demanda. 

Esta técnica es de las más eficaces en conseguirla, pero si no es posible, otra opción es aplazar la decisión de aceptar una oferta hasta pasado un cierto tiempo. Del mismo modo, estamos creando urgencia, y los interesados querrán asegurarse de no perder la oportunidad. Ya que no hay posibilidad de ser los primeros (todas las ofertas se consideran al mismo tiempo), tendrán que intentar ser los que mejor oferta pongan.

Tener múltiples ofertas es la situación ideal para cualquiera que quiera vender su casa. Puedes decidirte por la que más te convenga, ya sea por el precio más alto o unas condiciones más favorables (por ejemplo, si el comprador puede cerrar la compra en efectivo, quita la preocupación de que no le aprueben la hipoteca). Si combinas un home staging efectivo que logra enamorar a varios interesados, con estas técnicas de venta que crean urgencia, podrías hasta conseguir que los compradores entren en una “guerra de ofertas”, en la que van pujando cada vez más alto para conseguir la compra. 

Con una mínima inversión y un buen equipo de profesionales detrás, tú también puedes conseguir un precio por encima del mercado. Vender una casa es una gran oportunidad. Simplemente hay que saber aprovecharla.