Los pros y las contras del Home Staging Virtual

Hace ya varios años que estamos acostumbrados a ver noticias sobre las últimas tecnologías de la realidad virtual e inteligencia artificial. Meta ya está promocionando el Metaverse, un mundo virtual en el que puedes asistir a un concierto junto con amigos que viven en otro país, o pasear por la Egipcia antigua al lado de los faraones. Empezamos a recibir correos electrónicos a diario escritos con ChatGPT (por ahora es algo obvio, pero cada vez será más difícil de identificar si un escrito está hecho por un humano o por un bot). Y con el éxito de Midjourney, ya no podemos estar seguros de si las imágenes que vemos en internet son reales o no, ¡a no ser que contemos los dedos de las manos! 

No es de extrañar entonces que lo virtual llegue también al mundo del home staging. Pero, ¿qué es home staging virtual? 

El home staging virtualcombina fotografías reales de las estancias de un inmueble con muebles y accesorios creados en 3D. Esta combinación de fondos reales con decoración virtual está pensado para conseguir el mismo fin que el home staging tradicional – ayudar a visualizar el potencial de la casa en venta. Entonces, ¿cuáles son los pros y las contras de esta tecnología?

Los pros del home staging virtual

Vamos a empezar con lo positivo. Es más barato que el home staging tradicional. Hay empresas especializadas que ofrecen fotos virtuales de tu inmueble a un coste empezando a unos 20 € por foto. ¿Un piso de 3 dormitorios, salón comedor, cocina y baño? Por tan solo 120 € tienes fotos de cada estancia que puedes utilizar en los portales inmobiliarios para promocionar la vivienda.

Es más rápido y conveniente. Para hacer un home staging in situ, la empresa de home staging muchas veces prefiere visitar el inmueble en persona para hacer la planificación. Luego hay que acordar el alcance del proyecto y concretar el presupuesto. La escenificación y sesión de fotos suelen tardar mínimo un día entero, a veces con varias personas involucradas. Y aun después de todo eso, toca editar las fotos antes de entregarlas al cliente.  Un profesional de home staging virtual puede crear las fotos de todo un piso en un solo día. 

No importa el tiempo que haga. Los home stagers son profesionales de marketing emocional, y saben que un día gris puede afectar negativamente la impresión de una casa en venta. Las fotos inmobiliarias lucen mil veces más con un fondo soleado, por lo que se intenta planificar los proyectos acordes con el buen tiempo. En España tenemos la suerte de que el tiempo muchas veces acompaña, pero si hay varios días de lluvia seguidos, no te extraña que el proyecto de home staging se acabe retrasando.  

Las contras de home staging virtual

Con tantos pros a su favor, parece una tontería seguir contratando a servicios de home staging tradicional, ¿verdad? No vayas tan deprisa, que aún queda por mirar las contras…

Si pasas algo de tiempo en las redes sociales (y ¿quién no?), lo más probable es que ya habrás visto alguna publicación sobre anuncios inmobiliarios que se ha hecho viral, y no por las razones deseadas. Un piso con pinta espectacular a precio increíble, que luego resulta estar cayendo a cachos, pero que el dueño es todo un crack de Photoshop. O un piso perfectamente normal y atractivo, en que algún lumbreras se ha animado a colocar muebles y plantas con Photoshop sin la más mínima idea de como funciona, ni como hacerlo. En la mayoría de los casos nos reímos un rato y pasamos página. Pero estos anuncios pueden acabar teniendo un efecto muy negativo tanto para el anunciante como para la inmobiliaria que le representa.

El 75% de compradores potenciales afirman que lo que más les fastidia es que la vivienda no cumple con las expectativas creadas por el anuncio. Es más, se sienten defraudados, y que han sido engañados para malgastar su tiempo en una visita que de otro modo no hubiesen hecho. Ya no ven las posibilidades ni el potencial que las fotos pretendían mostrar. El tiempo que hubieran podido pasar imaginando su nueva vida en el piso, lo pasan fijándose en las diferencias entre la realidad y la ficción. 

Uno de los grandes problemas del home staging virtual es que se puede abusar con facilidad. Y ahora, con las herramientas de IA, este problema se hará cada vez más grande. Actualmente, el home staging virtual lo hacen profesionales con software especializado como el AutoCAD o el SketchUp. Pero con las herramientas de IA haciéndose cada vez más accesibles para todos, empezamos a ver imágenes de pisos y casas generadas con la inteligencia artificial que no tienen nada que ver con la realidad. Las imágenes mal manipuladas, que antes estaban tan fuera de lo normal que acababan saliendo en las noticias, ahora podrían llegar a ser tan comunes que se conviertan simplemente en otra de las muchas problemáticas a tener en cuenta a la hora de buscar casa.

Todo esto no quiere decir que el home staging virtual no tenga su lugar ni su uso, de hecho puede llegar a ser una herramienta muy valiosa en el arsenal de los profesionales de la industria. Utilizado correctamente, es una manera eficiente de mostrar las posibilidades de las propiedades en construcción, adelantando las tareas de home staging para poder hacer campaña de marketing lo antes posible. También puede servir en el caso de que una propiedad en mal estado se venda para reformar, en que las técnicas de home staging tradicional no serían suficientes. El staging virtual se utilizaría para mostrar las posibilidades de una reforma bien hecha en el inmueble. Sin embargo, es vital especificar que las imágenes están recreadas en ordenador para mostrar las posibilidades del inmueble, y es aconsejable también incluir las imágenes reales de la propiedad

Recordemos siempre que toda compra venta está basada en la confianza. Sin confianza no hay compra. Las inmobiliarias pasan muchos años y mucho esfuerzo creando una reputación de fiabilidad, y el coste de perder esta reputación sería mucho mayor que cualquier ahorro financiero que el home staging virtual podría suponer. Siempre debemos estar abiertos a las nuevas tecnologías y los avances que nos pueden ayudar a conseguir nuestros objetivos. Pero también hay que estar conscientes de sus limitaciones y reconocer que no son un sustituto a la creatividad humana, sino una herramienta más que nos puede aportar valor.